Labio y paladar hendido

Labio y paladar hendido

Labio y paladar hendido.

El labio leporino también conocido como labio leporino ocurre con cierta frecuencia y es una malformación congénita que consiste en la división del labio superior en dos o tres partes. Es el resultado de la falta de fusión de los procesos de formación de labio y paladar que comienza alrededor de la sexta y séptima semana de embarazo y se completa alrededor de las 10 semanas.

El labio leporino evita que el niño cierre los labios alrededor del pezón, lo que dificulta la lactancia materna e interfiere con la comida y el habla, y también puede causar problemas de audición y respiración, además de problemas psicosociales.

Labio y paladar hendido.

El labio leporino y el paladar hendido generalmente ocurren simultáneamente. Aunque nadie sabe con certeza por qué esta deficiencia, tiene una cierta tendencia a ser hereditaria. La desnutrición, el tabaquismo, el alcohol y algunas drogas parecen estar involucrados como posibles causas ambientales del problema.

El labio leporino y el paladar hendido pueden diagnosticarse temprano mediante un examen de ultrasonido. Durante el cuidado prenatal, alrededor de las 14 semanas de gestación. Es importante hacer este diagnóstico, ya que el labio leporino y el paladar hendido pueden estar asociados con algún síndrome, por lo que uno debe buscar otros problemas más graves, como defectos cardíacos, por ejemplo.

El problema debe tratarse con un equipo multidisciplinario, que incluya un cirujano plástico, pediatra, cirujano maxilofacial, otorrinolaringólogo (especialista en oídos, nariz y cuello), ortodoncista, psicólogo, logopeda, fisioterapeuta y trabajador social. La cirugía de labio leporino se realizará alrededor de los tres meses de edad. La cicatriz tiende a permanecer discreta o incluso desaparecer con el tiempo. La cirugía para el paladar hendido se debe realizar más tarde para que los huesos puedan crecer. Se puede usar un aparato dental que separa temporalmente la boca de la nariz, hasta el momento de realizar la cirugía. También hay un dispositivo que promueve la aproximación gradual de las dos partes óseas, mejorando el resultado de la cirugía y su recuperación.

Áreas dentales relacionadas

Las especialidades dentales más adecuadas para el tratamiento del paladar hendido y el labio son la cirugía y Trauma oral y maxilofacial y ortodoncia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar